“Jo també vull sexe!”

Ayer los protagonistas del documental de Sense ficció de TV3 nos dieron una lección de tolerancia, igualdad, necesidades y derechos humanos. Porque está claro que todo el mundo – camine, vaya en silla de ruedas o tenga cualquier discapacidad – tiene el derecho y la necesidad de sentirse querido, deseado y tocado. Y al mismo tiempo de amar, desear y poder tocar. O es que pensábamos que la sexualidad se esfumaba?

No, tal y como nos recuerdan en el documental, son tan personas como tú y como yo. Los asistentes sexuales son profesionales que facilitan que la gente con discapacidades puedan tener acceso a la sexualidad. Aquí es un concepto nuevo, Tándem team nació en 2013, pero en Europa la asistencia sexual hace años que funciona. Hay un momento de reportarge que le comentan en una asistenta que algún día quizá la llamen puta. Después de lo que parece un shock inicial por parte de la chica, responde que no. Seguramente no es necesario entrar en el debate, quien lo piense lo seguirá pensando. Pero para aquellos que lo necesitan, o tienen un familiar, y lo prueban sabrán que esto va más allá del sexo. Se trata de un crecimiento personal y una mejora de la calidad de vida de estas personas.

Y eso me permite, especialmente hoy después del documental, recomendaros la película de Las Sesiones:

Basada en hechos reales. Mark O’Brien, poeta y periodista tetrapléjico y con un pulmón de acero, decide que, con 38 años ya es hora de perder la virginidad. Con la ayuda de su terapeuta y con la orientación de un sacerdote, Mark se pone en contacto con Cheryl Cohen-Green una profesional del sexo Filmaffinity

Si no ha visto el documental y tampoco la película, ahora que vienen días de fiesta y quizás acompañados de lluvia, ya tiene alternativas;) Enlace a TV3 en La Carta:

Las personas con discapacidad reivindican su derecho al sexo. La figura del asistente sexual llega con fuerza en nuestro país. En otros países, lo subvenciona el estado. Origen: Jo també vull sexe!

Pin It on Pinterest